Vecinos del barrio Gabriela Mistral muestran avances del invernadero comunitario al alcalde

Este proyecto medioambiental está asociado al proyecto Espacio Fresia, que busca recuperar con área cívica y juegos el sector del lado del jardín que por muchos años no ha tenido intervención.

El proyecto medioambiental “Invernadero Comunitario” nace de la inquietud de los vecinos y vecinas y la alianza generada entre el Jardín Infantil Gabriela Mistral (Junji) y la Municipalidad de Coyhaique con el Programa Quiero Mi Barrio. Mediante esta iniciativa los vecinos han creado vínculos, entre el Jardín y la comunidad del barrio, para hacer frente a la problemática del tratamiento de residuos sólidos domiciliarios y educación ambiental.

Cabe señalar, que en búsqueda de apoyo a esta iniciativa medio ambiental se consiguieron recursos con la Embajada de México a través de la Seremi del Medioambiente. Al obtener estos recursos se pudo construir el invernadero comunitario, momento en que Indap también se hizo presente con  apoyo en asesoría con un profesional que enseña técnicas de compostaje y horticultura.

El alcalde de Coyhaique, Alejandro Huala Canumán, destacó los beneficios que presta este invernadero comunitario e instó a seguir en esta línea de trabajo medioambiental a los actores que participan de este proyecto.

“Agradecemos a las vecinas y vecinos que han trabajado este invernadero, al jardín infantil que nos ha otorgado este espacio. Gracias a los trabajos conjuntos y a las voluntades que se han puesto, estamos logrando tener siembra, compost, formación para los niños del jardín que van conociendo cómo se van cultivando las hortalizas en este invernadero. Estamos generando una conciencia ambiental importante a partir del Quiero Mi Barrio y vida en comunidad que es lo que busca este Programa”, expresó el alcalde.

Para el jardín infantil, contar con esta estructura, es fundamental para que los niños tengan contacto a edad temprana con la agricultura y los procesos que se asocian al tratamiento de residuos domiciliarios sólidos, la directora Diana Levicoy, valoró y agradeció los esfuerzos que han permitido contar con este espacio.

“Para nosotros como jardín este es un proyecto que como unidad educativa nos beneficia, en relación a nuestra misión del cuidado medioambiental, no sólo con niños, sino también con familias y la comunidad educativa interna. Es un regalo como lo hemos dicho, gracias a la Municipalidad y al Programa Quiero Mi barrio por considerarnos en el trabajo en conjunto con los vecinos y vecinas”.

Es preciso señalar el compromiso y participación de las vecinas y vecinos del barrio Gabriela Mistral, quienes son la parte fundamental de este proyecto y quienes trabajan activamente en sus “chacritas” en las que se subdivide este invernadero comunitario.

 

 

Breves

Leave a Reply

*