Los desafíos en reinserción social juvenil

Eugenio Canales Canales

Seremi de Justicia y DD.HH

Región de Aysén

Los jóvenes infractores y los últimos casos de menores involucrados en hechos de mayor connotación social evidencian que el trabajo que se ha hecho con ellos  no ha dado el resultado esperado,  siendo relevante el impulso por parte del Presidente Sebastián Piñera, del proyecto de ley que crea el Servicio Nacional de Reinserción Social de Adolescentes, encargado de la reinserción social de los adolescentes infractores, que  junto con gestionar la ejecución de las medidas y sanciones del sistema de responsabilidad penal adolescente, busca el mejoramiento en la calidad de la intervención en las sanciones y medidas, la focalización de la intervención en grupos prioritarios, identificar e intervenir las variables significativas, modernizar y especializar la institucionalidad, todo lo cual impacta en la disminución de reincidencia y en el aumento de la inserción social, cambiando el modelo de intervención en los infractores de ley.

Junto con lo anterior, se hace necesario una reforma integral a la Ley sobre Responsabilidad Penal Adolescente, especialmente en lo relativo a las sanciones y el acceso a los programas de reinserción social, deserción escolar, tratamiento de consumo de drogas y alcohol, procurando que la intervención sea con la colaboración y acompañamiento de su familia y, de no ser posible, de un adulto que sea haga responsable del adolescente.

Con lo anterior, podremos llegar en definitiva a una Justicia Restaurativa, política que promueve la práctica de medidas personalizadas en materia de reinserción social juvenil, como lo ha evidenciado la experiencia internacional sobre la materia. Tenemos un deber moral con los jóvenes, para que realmente tengan una nueva oportunidad. Todos nos podemos equivocar, lo importante es que tengamos la capacidad de levantarnos, y nadie se levanta solo, y el Estado sabe que se necesita la ayuda del sector privado en el proceso de reinserción, pues este trabajo no depende sólo de lo que las instituciones puedan hacer, también depende de lo que la sociedad civil realiza, siendo las empresas privadas un pilar fundamental de este gran trabajo que tenemos como Gobierno, quienes pueden abrir sus puertas y ayuden en la gestión, y sobretodo nos ayude a abrir espacios y oportunidades a quienes tras cometer un delito,  hoy quieren insertarse nuevamente a nuestra sociedad y ser un aporte.

Columnas

Leave a Reply

*