Acceso a internet

Comisario Luis Romero Astorga
Jefe Brigada
Investigadora de
Delitos Sexuales y Menores
Coyhaique

 

El acceso a Internet por parte de jóvenes y niños, forma parte fundamental de la incorporación al mundo del conocimiento digital, interacción en redes sociales para el desarrollo, siendo parte de su socialización secundaria.
Sin embargo, la educación y control de los padres, denominada socialización primaria educación de los padres, consiste en educar, mostrar, enseñar, instruir, preparar, para la vida y para las primeras interacciones del Niño o Niña con la sociedad. Por ende una buena formación genera confianza y respeto; sin orientación y límites claros o establecidos, solo aumentan las desconfianzas en el ambiente familiar y es propicio para la exposición indebida de un menor a un mundo que no va a comprender ni menos interpretar adecuadamente de acuerdo a su etapa de desarrollo.
El acceso de los niños y adolescentes a Internet, no es una excepción, es un tema que genera una preocupación natural en muchos padres y que, en ocasiones, tarde deben enfrentar vulneraciones a la privacidad de los niños o exposiciones a contenidos no recomendados o distorsionados de acuerdo a su etapa de vida, no porque sean tabú, sino porque no se han planteado con la adecuada orientación o sentido
Desde la edad temprana se ejerce vigilancia de las actividades de nuestros hijos, por ejemplo, con quien se juntan o se relacionan, el que no hablen con personas extrañas, los contenidos de los programas de televisión que ven, los videojuegos, etc.
Como cualquier otro medio de comunicación, Internet es una fuente de información que tiene ventajas y desventajas. Hoy en día, es imposible negarle acceso a un teléfono móvil o acceder a internet libremente, porque es parte de su desarrollo social y educativo.
La conexión a la red le proporciona noticias, contenidos escolares, acceso a información de valor, como asimismo servicios de diversión y de comunicación con sus pares, sin embargo, no todo es maravilloso hasta que acceden a sitios nocivos con contenidos y materiales gráficos no aptos a los niños. Sexo, violencia, drogas, grooming, etc., que pueden perjudicar gravemente su infancia o adolescencia.
Por lo anterior, se recomienda que el computador este en una zona compartida por toda la familia, establecer límites horarios para uso (se puede premiar por buenas conductas o rendimientos), Compartir actividad en la Red con los niños o adolescentes, explicarles la importancia de los límites a la privacidad (no entregar datos a terceros, su edad, ni el teléfono, dirección ni publicar fotos en ninguna herramienta o dirección de Internet). También es recomendable que los padres consulten el historial de navegación de sus hijos. Actualizar antivirus y configurar restricción a contenidos inadecuados, aconsejar que no acepten contactos ni contesten a los correos de personas que no conocen, por más agradables que puedan parecer y finalmente Denunciar a la Policía cualquier situación sospechosa.
La confianza es buena y junto a la seguridad, hará un ambiente mejor.

 

*Las opiniones vertidas por los columnistas, son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de este medio.

Columnas

Leave a Reply

*