Prevención y solidaridad en temporada invernal

General Rodrigo Herrera Torres
Jefe XI Zona de Carabineros Aysén

 

El inicio de la temporada invernal, es sinónimo de bajas temperaturas, vacaciones y panoramas en familia que requieren planificación para ser llevados de manera exitosa y sin contratiempos.
Previendo lo anterior, Carabineros se encuentra trabajando en diversos frentes de acción como parte de la campaña “por un invierno seguro”, la cual está orientada a prevenir accidentes, así como el ser víctimas de delitos tanto al interior como fuera del hogar, velando en todo momento por la protección de las personas y sus bienes.
Durante este periodo junto con reforzar las medidas orientadas a prevenir robos, resulta igualmente importante instruir a nuestros hijos y personas de la tercera edad, con el propósito de no ser víctimas de engaños o estafas telefónicas, evitando proporcionar información personal o familiar a extraños a través de esta vía, o realizar depósitos de dinero a desconocidos antes supuestos acuerdos extrajudiciales por falsos accidentes que involucran a algún integrante del grupo familiar.
Se trata muchas veces de individuos que simulan ser carabineros, no obstante, la Institución no realiza cobros de esta naturaleza y corrobora tales antecedentes -ante alguna eventualidad- de manera presencial y no en forma telefónica.
Por otra parte, las condiciones propias de la temporada, nos obliga a poner en práctica las medidas de prevención y autocuidado con la finalidad de evitar accidentes o en el desarrollo de nuestras actividades cotidianas.
La planificación resulta fundamental al momento de desplazarnos a bordo de un vehículo, dirigirnos a la montaña, practicar deportes invernales u otras disciplinas.
Ser Carabinero es convertirse en un profesional al servicio de la comunidad, velar por la tranquilidad de la ciudadanía en su diario quehacer y en el descanso reparador, junto con mantener vivo el espíritu solidario que inspiran las acciones y el valor de cada hombre y mujer que conforma esta noble Institución.
Es por ello que nuestro personal -con apoyo de las unidades especializadas- se encuentra desplegado en rutas y caminos, en la frontera, la montaña, en lagos y también en el aire, para acudir en ayuda de quien lo requiera, sin importar su nacionalidad, origen o condición.
Como parte del rol de solidaridad social, el carabinero reconoce en cada persona un depositario de aquella dignidad que se acrecienta cuando hay necesidades extremas, desarrollando actividades en beneficio de la comunidad nacional, manifestadas de manera especial en situaciones de emergencia, prestando apoyo y auxilio oportuno a sus requerimientos.
Recientemente y dadas las bajas bajo cero, especial atención han merecido las personas en situación de calle, distribuyendo café y sandwich para enfrentar de mejor manera el inicio de aquellas jornadas más complejas. A ello se suma la ayuda y colaboración brindada a una familia argentina, cuyo vehículo en que se desplazaban, quedó atrapado en la nieve en el sector Dos Lagunas, entre muchas otras acciones que el personal realiza regularmente de manera anónima.
Lo anterior cobra especial sentido en un territorio disperso como Aysén, donde su accidentada geografía, azotada por un riguroso clima hacen que esta sea una relación especial de compromiso, ayuda, entrega y sacrificio en favor de la comunidad y de quien lo requiera.

 

*Las opiniones vertidas por los columnistas, son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de este medio.

Columnas

Leave a Reply

*