Ciudadano colombiano fue detenido por la PDI tras ingresar clandestinamente al país

*De acuerdo a la misma institución policial, el aprehendido había sido expulsado de Chile el año 2015.

*Los antecedentes de la detención y de su ingreso ilegal fueron comunicados a la Intendencia de Aysén que aún no toma una decisión.

Un ciudadano de nacionalidad colombiana fue detenido la jornada del martes por funcionarios del Departamento de Extranjería y Policía Internacional de Coyhaique de la PDI, luego de corroborar que ingresó al país de forma ilegal por el norte de Chile, para luego trasladarse a Coyhaique, comuna en la cual alcanzó a estar 17 días sin ser descubierto.

Su ingreso, según detalló el comisario Nelson Solar, ocurrió cuando iba saliendo de la casa de su hermana – que sí reside de forma legal en el país – y tras ser requerido por el personal del Departamento de Extranjería, éste “confesó que estaba ilegal en Chile y además, al verlo en la base de datos tenía un impedimento para ingresar al país del año 2015 también por ingreso clandestino”, informó el funcionario de la PDI.

El detenido – de quien no se informó su identidad – tras ser detenido, le confesó a los detectives del Departamento de Extranjería de la policía investigadora que “quería venirse a Chile, estar con su hermana y trabajar acá porque la situación en Colombia no es de las mejores”, según dijo el comisario.

Decisión

Lo sucedido con el ciudadano colombiano, fue comunicado por la PDI a las autoridades de la región de Aysén – Intendencia regional específicamente – quienes de acuerdo a la información proporcionada por la Gobernación de Coyhaique aún está evaluando qué ocurrirá con el ciudadano colombiano.

Al respecto, el gobernador Cristian López indicó al Diario de Aysén que las medidas a adoptar pueden ser la expulsión del territorio nacional o bien, darle la oportunidad al inmigrante que pueda regularizar sus antecedentes.

Por mientras, el ciudadano colombiano quedó en libertad pero bajo la supervisión de los efectivos de la Policía de Investigaciones.

De acuerdo a información proporcionada por la misma PDI, en lo que va de 2017, la institución ha detenido a dos personas extranjeras – de origen colombiana y haitiana – por infringir la Ley de Extranjería.

En caso de ser expulsado del país, el Gobierno deberá hacerse cargo de los gastos de traslado del ciudadano colombiano pero además, deberá cancelar los pasajes de los funcionarios de la PDI que deben acompañarlo a Colombia, trámite que puede acarrear un costo de $5 millones según explicaron desde la misma policía.

Motivaciones

Muchas pueden ser las razones de los extranjeros para llegar a Chile y a la región de Aysén en busca de un mejor futuro.

La llegada de los extranjeros a la región, de acuerdo al gobernador de Coyhaique, Cristian López, se explica en gran medida al pleno empleo que existe – según el último informe del INE existe solo un 4,2% de desempleo – y a ello se debe sumar que los actuales cupos laborales no quieren ser cubiertos por mano de obra nacional.

“En estricto rigor hoy día la región de Aysén tiene pleno empleo entonces, hay cupos de empleo donde ya la gente de la región no se muestra interesada y es en ese espacio donde han llegado mayores intereses por parte del empresariado por contratar gente de otro país”, señaló el gobernador López.

Desde el Departamento de Extranjería y Policía Internacional de la PDI en tanto, explicaron que la causa principal que explica la presencia y anhelo de los extranjeros – en especial de colombianos, haitianos y venezolanos – radica en los problemas internos de esos países y de los beneficios económicos que pueden obtener en Chile.

“Según lo que manifiestan todas las personas es por un tema de oportunidades”, comentó el comisario Nelson Solar, quien luego agregó que “no es que la paga sea más alta en esta región (por Aysén), lo que pasa es que en Chile, comparado con la situación de Colombia, Haití y Venezuela el cambio le conviene a ellos”.

Otro punto que explicó el jefe del Departamento de Extranjería y Policía Internacional de la PDI fue el nivel educacional de los extranjeros, el que, a pesar de lo que muchos pueden creer, los migrantes presentan niveles de educación superior en un porcentaje mayoritario.

“Más de los dos tercios de los extranjeros que están en Chile son profesionales. Lo que pasa es que ellos hacen trabajos menores porque no pueden convalidar sus títulos, pero no son personas de estrato social bajo, pertenecen a los mejores quintiles”, apuntó Solar.

Regionales

Comments

Leave a Reply