Tipos de expulsiones en materia migratoria

Comisario Richard Biernay Arriagada
Jefe Departamento de Extranjería y
Policía Internacional Coyhaique

 

Al analizar la legislación chilena, en materia migratoria, es posible observar dos tipos de expulsiones. Una, del tipo Judicial, y otra Administrativa.
La Ley 18.216, que Establece penas que indica como sustitutivas a las penas privativas o restrictivas de libertad, señala en su artículo 34° que la Expulsión Judicial obedece a una sustitución de una pena privativa, o restrictiva de libertad a un extranjero que fue condenado por un delito igual o inferior a cinco años de presidio o reclusión menor en su grado máximo, y que es decretada por un Tribunal competente. Por su parte, la expulsión administrativa es aquella sanción, aplicada a un extranjero, en virtud a una determinada infracción a la Ley de Extranjería, y que es resuelta por la autoridad Administrativa competente, que será dispuesta por Decreto Supremo fundado, suscrito por el Ministro del Interior bajo la fórmula “Por orden del presidente de la República”.
No obstante, la expulsión de los extranjeros que sean titulares de permiso de turismo o prolonguen su permanencia con dicho permiso vencido, se dispondrá, sin más trámite, por resolución del Intendente Regional respectivo, exenta del trámite de toma de razón. La Ley de extranjería, la sanción de expulsión, para los siguientes casos:
1) A los extranjeros que ingresen al país o intenten egresar de él, valiéndose de documentos falsificados, adulterados o expedidos a nombre de otra persona o hagan uso de ellos durante su residencia.
2) A extranjeros que ingresen al país o intenten egresar de él clandestinamente.
3) También son sancionados los extranjeros que continuaren residiendo en el país después de haberse vencido sus plazos de residencia legal o los extranjeros que durante su permanencia en el país no dieren cumplimiento oportuno a la obligación de empadronarse, de obtener documento de identidad, de comunicar a la autoridad cuando corresponda, el cambio de domicilio o actividades, con multa, sin perjuicio de que pueda disponerse su abandono obligado del país o su expulsión.
Por su parte, los tribunales con competencia en lo criminal y los tribunales militares, en su caso, deberán comunicar al Servicio de Registro Civil e Identificación y a la PDI, el hecho de haberse dictado medidas de prohibición de abandono del territorio nacional o sentencias condenatorias respecto de extranjeros. La PDI, en este sentido, pondrá estos antecedentes en conocimiento del Ministerio del Interior, informando sobre la condición de residencia en Chile del extranjero afectado por la resolución judicial.
Lo anterior cobra fuerza y vigor, en el actual contexto nacional, pues finalizado el proceso de regulación extraordinario de migrantes, y atendiendo que no todo extranjero en situación irregular presentó su solicitud de regularización, dentro del plazo establecido para ello, la autoridad administrativa podrá determinar su expulsión. Relevante resulta, además, si advertimos que los objetivos del Proyecto de Ley de Migraciones, que se discute, consideran una “Expulsión expedita”, simplificando y agilizando el proceso de expulsión para aquellos extranjeros que hayan infringido la ley migratoria, estableciendo un plazo máximo de siete días para la tramitación de los recursos judiciales, a que tienen derecho para la revisión de sus casos.
Como PDI estamos conscientes del trabajo que conlleva el nuevo escenario migratorio nacional, particularmente el tema de las expulsiones. Es por ello que la Sección de Expulsados, chilenos deportados y extrañados, dependientes del Departamento de Extranjería y Policía Internacional Coyhaique cobra fuerza, en post de una Migración Segura y Responsable.

 

*Las opiniones vertidas por los columnistas, son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de este medio.

Columnas

Leave a Reply

*