La importancia para la comunidad universitaria de la UAysén la nivelación de las competencias en inglés

Ximena Paredes Villarroel
Académica de Obstetricia de la Universidad de Aysén

 

La globalización y los procesos que se dan actualmente en el mundo hacen imposible separar el desarrollo de los países con el aprendizaje de diferentes lenguas que, más que por conocimiento y desde un punto estratégico comercial, es una competencia que abre puertas y brinda cultura.
Durante los estudios universitarios cada vez se hace más imperante integrar correctamente el inglés (gramática, hablar, escuchar y leer) debido a que los países desarrollados y en vías de desarrollo realizan el traspaso de información actualizada primariamente en un idioma común.
Esto es un desafío para la sociedad en general, una sociedad del conocimiento que obliga a estar en constante actualización y en nuestro contexto universitario mayormente impacta en los alumnos, ya que el manejo que se debe poseer, debe ser de un estándar mínimo, el cual permita una comprensión de lo leído o escuchado, panorama que en muchas ocasiones no se asemeja a la base que los jóvenes presentan desde su formación en los colegios.
La Universidad de Aysén se está haciendo cargo de este aspecto de mejora e incorporó estrategias a nivel transversal, es decir, en toda la comunidad universitaria para generar competencias en este ámbito.
La creación del Centro de Inglés, dependiente de la UAysén es un proyecto que ha llamado la atención de otras instituciones de educación superior ya que, abarca diferentes etapas y está dirigido a estudiantes, académicos y funcionarios de nuestra casa de estudios de una forma equitativa.
La primera gran actividad que se llevó a cabo, de la mano de este proyecto, fue la entrega de becas para funcionarios de la universidad, la que llevó a estudiar inglés por cinco semanas a seis académicos y funcionarios de diferentes áreas a la Universidad de Queensland (institución en colaboración) en la ciudad de Brisbane, Australia, durante los meses de febrero y marzo de este año.
Si bien, el objetivo del viaje fue el mejoramiento del nivel de inglés general, también se realizaron otras actividades académicas que permitieron crear lazos estratégicos entre las áreas de Salud, Trabajo Social, Biología, Física, Informática y Educación, entre otras, lo que enriqueció aún más la experiencia aprovechándose todas las instancias para crear redes internacionales en pro de la investigación y desarrollo de docencia regional.
La oportunidad de viajar y estudiar en un país donde no se habla español, por el contrario, en el que se pueden encontrar idiomas aún más lejanos para nosotros como el japonés, árabe, chino, etc. es un desafío; el poder comunicarse de una forma correcta, inserto en culturas diferentes, hace que el aprendizaje sea mucho más focalizado y eficiente. A diferencia de estar solo en un aula, aquí el contexto es favorecedor por lo que lleva a generar habilidades y competencias en tiempos acotados sobre los objetivos, ya que se hace imperante la necesidad de comunicarse.
Sin duda, las Becas para aprender y mejorar el nivel del idioma inglés en Australia que otorgó la UAysén, son un aporte para toda la comunidad universitaria, ya que generan un impacto en la mejora de la calidad, en el quehacer laboral en todas las áreas y principalmente en la docencia.

 

*Las opiniones vertidas por los columnistas, son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de este medio.

Columnas

Leave a Reply

*