FungiFest Valdivia: Tejiendo redes de colaboración

Dinelly Soto
Colaboradora Centro
Universitario de la Patagonia
Coyhaique

 

Hoy escribo desde Valdivia y es que he venido, entre otras cosas, para celebrar la tercera versión del FungiFest, una fiesta en honor a los hongos que se desarrolla en la capital regional de la Región de Los Ríos con mucho entusiasmo. Estoy muy feliz de participar porque son varios amigos con los que me reuniré, muchos de ellos han viajado a nuestra región para participar de algunas de las actividades que realizamos con HONGUSTO, entre ellos el Primer Encuentro de Hongos Australes y HONGUSTOCK celebrado en septiembre del año pasado. Estoy en la Facultad de Ciencias de la Universidad Austral de Chile (UACh) donde se desarrollaran varias de las actividades que contemplan estos tres días. Acá es una fiesta; banderines, artesanías, charlas, muestras de especies y mucha, pero mucha gente interesada en conocer y aprender.
En esta oportunidad me tocó también ser jurado del concurso FungiFoto que cada año suma más y más participantes, oportunidad que nos muestra las bellezas de algunas especies. Fue una difícil decisión poder escoger entre las 181 imágenes que llegaron de todo Chile, entre ellas también de la región de Aysén y para mi sorpresa son de los Tours que realizo los fin de semana para avistar macrohongos (¡Me encanta!). Me moví a mi ciudad natal también para presentar nuestro libro en el local Mate Amargo, que mejor nombre para un material de la Patagonia, acá podremos contar un poco de nuestro trabajo y buscar redes de cooperación que beneficien nuestra región en temas de investigación y turismo, entre otros, además de dejar una invitación a mirar el suelo, troncos y ramas para descubrir un mundo nuevo y maravilloso del cual damos varios usos, en fotografía, medicina, alimentación y recreación en términos turísticos, no olvidando los fundamentales servicios ecosistémicos que ellos nos entregan, como por ejemplo ser los grandes recicladores de nuestros bosques.
Hoy y durante estos tres días estaré compartiendo con investigadores, fotógrafos, chefs, artesanos, entre muchos otros, que al igual que nosotros ven en este reino un enorme potencial que conocer, valorar y proteger. Este año el anfitrión del festival es el “Changle” (Ramaria flava) especie muy cotizada y consumida en Valdivia, la cual también está presente en nuestra región y que posee un enorme y reconocido valor gastronómico. Aprenderemos todo lo que podamos para poder llevar un granito de los inmensos conocimientos y entusiasmo que ponen los chicos de Tienda Mutante y Spiralia Desing precursores de esta iniciativa. Hoy y durante toda la celebración y después de ella, todos “valdremos hongo” felices de poder conocer una pequeña parte de este inmenso reino. Por Valdivia seguimos lanzando esporas de un trabajo que esperemos continúe de forma coherente y en un trabajo colaborativo en interdisciplinario.

 

*Las opiniones vertidas por los columnistas, son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de este medio.

Columnas

Leave a Reply

*