Ingredientes funcionales: una nueva industria para Chile

Desde su génesis, la industria agroalimentaria chilena basó su economía principalmente en la exportación de commodities, logrando con los años cifras excepcionales, pero también sufriendo los vaivenes propios de los mercados mundiales.

 

Sin embargo, actualmente Chile tiene una oportunidad inédita que le permitirá desarrollar su industria agroalimentaria todavía más. ¿Cómo? convirtiéndose en proveedor mundial de ingredientes funcionales y aditivos especializados.

 

Nuestra tierra posee materias primas y alimentos únicos, de gran valor nutritivo, que si van de la mano con innovación pueden convertirse en ingredientes funcionales y aditivos especializados naturales de alta calidad, que además de tener buen sabor, sean nutritivos, saludables y ofrezcan beneficios fisiológicos que los distingan en el mercado.

 

A nivel mundial se observa un comportamiento cada vez más exigente por parte de los consumidores, de acceder a alimentos saludables e inocuos, y ya hace 7 años el segmento global de alimentos funcionales y aditivos se estimaba en cerca de 24 mil millones de dólares, creciendo un 31% desde el año 2006.

 

Con el objetivo de aprovechar esta oportunidad y comenzar a concretar esta nueva visión, en el marco del programa Transforma Alimentos y con el apoyo del Ministerio de Economía, en FIA creamos el instrumento “Polos Territoriales de Desarrollo Estratégico”, poniendo a disposición todo el conocimiento y recursos técnico-económicos con miras a desarrollar nodos industriales en distintas zonas de Chile, en torno a materia prima dedicada y la extracción de sus respectivos ingredientes funcionales y aditivos especializados.

 

El desarrollo de polos territoriales implica el establecimiento de iniciativas asociativas, integradas por distintos eslabones de la cadena productiva, empujando y dinamizando fuertemente las economías locales, y con ello generando nuevas opciones de agregación de valor a materias primas provenientes del territorio nacional.

 

Un proyecto que sin duda pavimenta el camino productivo que deberá transitar nuestra agricultura, y siembra desafíos tan estimulantes como el aprovechar la invaluable capacidad innovadora de cientos de pequeños, medianos y grandes emprendedores a lo largo del país, quienes articulados con una industria con alta especialización y en pleno crecimiento, darán vida a una red de sinergias en torno al enorme potencial que ofrecen nuestros territorios.

 

 

María José Etchegaray

Directora Ejecutiva FIA

 

 

Lo que otros no saben

Comments

Leave a Reply