Y, ¿por qué no?

Varias autoridades se han referido en los últimos días al edificio fiscal de Puerto Aysén, señalando el destino que debería darse a ese inmueble, una vez el Ministerio de Obras Públicas realice los arreglos necesarios para tenerlo operativo. Permítannos entregar una nueva propuesta a los problemas de desarrollo económico que ha sufrido Puerto Aysén, parece conveniente dar otra oportunidad y para ello creemos que ese edificio debería  albergar a la Universidad de Aysen instalando así un polo de desarrollo educacional al unirlo con el Centro de Formación Técnica.

 

Pasillo Chuchoquero

Comments

Leave a Reply